viernes, 22 de enero de 2010

¿Te cubriste con la sangre de Cristo?

De pequeño mi mamá me decía en algunas ocasiones: antes de entrar a ese lugar (un lugar q tal vez se hacían practicas ocultistas) cubrite con “la sangre de Cristo”. El fin de hacer eso era protegerse de algunos males que se me pudieran pegar o algo por el estilo. Si me pasaba algo malo me preguntaba “te habías cubierto con la sangre de Cristo?"

Hace poco pensando nuevamente en esto me dije: ¿Qué era eso de “cubrirse con la sangre de Cristo”? ¿Dónde está en la Biblia? ¿Lo hicieron los apóstoles o los demás cristianos del primer siglo? ¿Y durante la historia de la iglesia? ¿De dónde salió esa práctica?.

Empecé a investigar la Biblia y no encontré nada que haga referencia a hacer esa practica. Es más, la Biblia dice lo contrario: Confiar en Dios, en el poder de su fuerza, en la paz que él da, en Cristo como seguridad de Salvación y reconciliador. La cosmovisión cristiana mostrada en la Biblia enseña que todo sucede porque Dios quiere que así sea, que la muerte de Cristo nos da la salvación y que su amor cubre nuestras faltas.

Veamos: Efesios 1:19-23 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

Luego de saber esto: ¿Necesito andar diciendo “que me cubra la sangre de Cristo”?

En el blog "La puerta angosta" encontré esto:

Este mandamiento pentecostal: Cubrir la casa, las puertas, los perros, los gatos, los bienes materiales en general y por último a uno mismo con la sangre de Cristo, es un imperativo herético impuesto por el falso profeta y pastor pentecostal y ecuménico Benny Hinn. Su diabólica exégesis se funda en las palabras bíblicas: "¡Caiga Su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos!" y se desarrolla y se explica en su libro: La Sangre. Tal libro es lectura obligada de todos los pentecostales y carismáticos, mal llamados católicos. Estas palabras, lejos de ser una cobertura espiritual obediente a Dios o una solución material a nuestros problemas de inseguridad social; es una terrible ofensa deicida al Dios y Señor Nuestro, sufriente y encarnado por nosotros pecadores.


http://lapuertaangosta.blogspot.com/2009/03/cubrirse-con-la-sangre-de-cristo.html

(no estoy de acuerdo con varias cosas que se mencionan en la totalidad de ese blog)

Ahora, el hecho de hacer esa declaración a modo de protección divina me hace recordar más a las culturas paganas que al cristianismo. Así como yo no temo a los poderes de un hechicero, pues sé que estos están supeditados al poder de Dios, tampoco necesito un conjuro para mi protección. Mi deber es confiar siempre en Dios. Y eso me da paz. De lo contrario viviría una vida de temor a los poderes como viven millones de animistas.

En ministerio PROBE en su artículo hablando acerca del animismo podemos ver esto:

Cristo ha sometido a todas las autoridades bajo su gobierno. No solo eso, sino que nada entra a nuestra vida sin que haya sido filtrado por su mano amorosa. La mano de protección de Dios guarda a su pueblo. David escribió en los Salmos: "El que habita al abrigo del Altísimo se acoge a la sombra del Todopoderoso. Yo le digo al Señor: 'Tú eres mi refugio, mi fortaleza, el Dios en quien confío'" (Salmos 91:1, 2). Cuando ocurre una tragedia, los cristianos entienden que su propósito no es castigar a los incrédulos sino enseñarnos nuevas cosas acerca de Dios y nosotros, refinando nuestro carácter para hacernos más como Él. Los cristianos pueden ser liberados de una vida de temor y encontrar gozo en una vida de fe en Cristo.

http://www.ministeriosprobe.org/docs/animismo.html
















SOLI DEO GLORIA

2 comentarios:

  1. Hola! Bienvenido a la blogósfera :)Me gusta como va el blog!

    Simpatizo con la idea de revisar aquellas ideas que recibimos desde la cuna los de flia. cristiana. Sirve no sólo para descartar lo erróneo sino también para reavivar lo que no lo es, cuando comprobás por vos mismo la realidad y los fundamentos de algo que hasta el momento habías seguido como por inercia.

    Comparto también la idea de que las cosas suceden supeditadas a la voluntad de Dios. Vas a encontrar a muchos de procedencia cristiana a quienes esta idea no les gusta e incluso los ofende, pero creo que esta postura responde a un mal entendimiento de la cuestión, que se genera al intentar encasillar a Dios en perspectivas exclusivamente humanas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Dios te bendice hermano, sabes la imagen que pusiste me ministro mucho, Gracias
    Atte.
    Luis E. Alvarado

    ResponderEliminar